Conferencias

Los unos y los otros

La pastoral de la diversidad

1. Introducción: Educar para un futuro por construir

                                        ¿Cuándo venga de nuevo qué encontrará sobre la tierra?

     La diversidad es una realidad presente en la naturaleza, que descansa en lo común que define a cada especie….pero cuando la referimos a los humanos, estamos hablando justamente de lo contrario, de aquello que nos diferencia y que constituye nuestra riqueza y nuestro desafío. La diversidad humana es ambivalente… remite a lo único, lo específico, lo propio, lo cultural, herencia o raíces, historia y tradición que enriquece a la humanidad… pero refiere también a diferencias dañinas, prejuicios, discriminación, desigualdades e injusticia, miseria y opresión… El discurso de la diversidad incorpora elementos subjetivos de percepción, ideologías y respuestas de construcción social, y por lo tanto está abierto al debate y la controversia.

     En el año 2000 los extranjeros empadronados en España no llegaban a un millón. En los últimos 5 años esta cifra se ha multiplicado hasta rozar, con o sin papeles, a los cinco millones. Este fenómeno ha puesto de manifiesto no solo un proceso de cambio social sino una transformación de la misma comprensión que tenemos de nosotros mismos y de la naturaleza de nuestra convivencia. La diversidad no es el fruto de la inmigración sino que se ha ocultado bajo generalizaciones y estereotipos colectivos que no han resistido la experiencia del encuentro con los otros venidos de lejos. La radicalidad de las exigencias de entendimiento, diálogo y reestructuración que ha supuesto la llegada masiva de otras lenguas, culturas, religiones, e incluso de una nueva clase social, nos ha ayudado a repensarnos y valorar el respeto a lo que cada uno tenemos de diferente y lo que constituye lo común. Nos enfrentamos, sin posibilidad de evadirnos, a la existencia de las diferencias, al aprecio de otras diferencias, y esto ha hecho que reconsideremos el valor del pluralismo, que no está reñido con la unidad, pero sí con la uniformidad.

Sigue leyendo