Archivo mensual: septiembre 2012

Dice el ministro Wert que en España aprueban demasiados alumnos la selectividad

     ¿Ha suspendido tu hijo varias asignaturas para Septiembre alguna vez? Después del disgusto inicial, la bronca y el cambio de planes veraniegos, empiezas a buscar una solución: horario de estudio vigilado antes de piscina, profesor particular y acabas aprendiendo tú interminables listas de parásitos para que ‘se le quede mejor’ la Biología. Siempre me han sorprendido esas academias y profesores que logran en un mes lo que hemos sido incapaces de sacar de ellos durante todo el curso, quizás porque nunca tiran la toalla incluso con los desahuciados.

     Dice el ministro Wert que en España aprueban demasiados alumnos la Selectividad, y que eso muestra que las pruebas carecen de rigor…. No sé si el ministro desconoce que un gran porcentaje se queda por el camino. Un sistema que necesita ‘suspender’, es decir, el fracaso de unos, para probar la supuesta excelencia de otros, y que además presume de ello, es patético. Como dice el informe Mckinsey, un sistema educativo solo mejora cuando todos mejoran a la vez… hay una falacia en proponer las revalidas como un filtro que solo deje a los ‘buenos’ seguir para adelante, especialmente cuando no se garantiza por el camino que todos tengan oportunidades y recursos para probarse como tales. Algunos añoran viejos tiempos, y las revalidas que antaño supuestamente garantizaban aplicar los codos. Nuestro sistema de evaluación tradicional hoy es ineficaz como mecanismo de motivación al esfuerzo, y sigue sirviendo de excusa para culpabilizarles de no llegar a niveles establecidos con estándares y currículos claramente obsoletos.

     El modelo de un 2º de Bachiller totalmente enfocado a aprobar un examen poco relacionado con el perfil de competencias que necesita el universitario o profesional del futuro, va a reproducirse en el 2º ciclo de la ESO con casi total seguridad… Pero en primaria los efectos serán realmente nefastos… Lo estamos viendo con las pruebas de diagnóstico en las CCAA. No se trata de aumentar la dureza de los filtros sino la calidad y los recursos que nos permitan sentirnos orgullosos de cada uno de los que llegan al éxito final.